• La importancia del TRABAJO DE FUERZA en las mujeres CORREDORAS.

    No se muy bien el motivo, pero lo cierto es que son muchas las mujeres que evitan el trabajo de fuerza en sus entrenamientos. Quizá porque piensan que trabajar la fuerza hará que ganen músculo y en consecuencia volumen en sus piernas, brazos… que estéticamente no nos suele gustar tanto. Pero las mujeres contamos con menos testosterona, lo que hace más difícil esa ganancia de músculo. El secreto está en realizar una tabla donde el objetivo no sea ganar volumen sino tonificar el cuerpo y a la vez ganar fuerza en aquellos músculos que utilizamos a la hora de correr.

    Dicho esto no es necesario que vayas todos los días a la sala de musculación del gimnasio, con realizar dos sesiones semanales será suficiente para conseguir todos sus beneficios y te ayuden a progresar como corredor. Hay muchas opciones para conseguir este fortalecimiento, no solamente el ir al gimnasio. Hazte con un TRX, unas gomas, o una simple esterilla… pero dedica un tiempo a ello para poder progresar como corredora.

    Os contamos en que nos ayudará la fuerza a mejorar en nuestras carreras.

    • En primer lugar porque al correr, la mayoría del tiempo en zona aeróbica, perdemos masa muscular. Pierdes peso si, y volumen, pero tu cuerpo no lo sientes duro, fibroso.
    • Además contar con músculos más fuertes nos ayudan a ser más rápidas y a poder también mantenernos con más fuerza en recorridos largos.
    • Ganar fuerza y musculatura en el cuerpo corrige tu postura. Una buena postura corporal a la hora de correr es fundamental, nos ayuda a llevar un paso adecuado consiguiendo así una correcta técnica de carrera.
    • El trabajo de fuerza también aumenta el índice de metabolismo basal haciendo crecer nuestro gasto calórico y ayudando así a eliminar la grasa acumulada.
    • Y sobre todo, el correr es un deporte de alto impacto, por ello es importante que nuestra musculatura y articulaciones aguanten dicha carga. Trabajar la fuerza nos hará prevenir lesiones.


    OUTFITS NUEVA COLECCIÓN PRIMAVERA 2017 ASTORE 

    FOTOS GIMNASIO HEROS GYM MADRID

     

  • Reafirma glúteos con estos sencillos ejercicios.

    por 2 , , ,

    Los glúteos suelen ser uno de los músculos más desatendidos, pero sin embargo, todos queremos mantenerlos firmes y tonificados. Para conseguirlo, existen ejercicios muy efectivos que puedes trabajar desde casa para así facilitar tener una continuidad que te hará conseguir los resultados que deseas. Intenta mantener una rutina de 2-3 días a la semana. No olvides además, realizar ejercicio físico, mantener una dieta equilibrada y si puedes, bebe dos litros de agua al día. De nada te servirá el esfuerzo si luego no cuidas tu alimentación. Ten paciencia, se constante y recuerda que el cuerpo tarda hasta tres semanas en asimilar los cambios. Ya verás como merece la pena.

    Aquí va nuestra selección de ejercicios para mantener los glúteos firmes. ¡Hoy es un buen día para comenzar con ellos!

    SENTADILLAS:

    Las sentadillas son un clásico entre los ejercicios, siempre está presente. Un genial ejercicio para fortalecer glúteos y muslos. Eso si, es fundamental realizarlas correctamente para no lesionarnos y conseguir el efecto deseado. Colócate con las piernas separadas a la altura de los hombros y con los brazos a ambos lados del cuerpo. A continuación, realiza el efecto que haces cuando te sientas. El movimiento se realiza siempre hacia atrás desde la pelvis y no desde las rodillas creando un ángulo de flexión aproximado de 120 grados. Ten en cuenta también que las rodillas nunca deben sobrepasar la punta de los pies y además no deben abrirse ni juntarse.

    img_0256

    ZANCADAS:

    Colócate de pie con las piernas abiertas a la altura de las caderas. Inspira y realiza una zancada manteniendo el cuerpo lo más recto posible. La pierna que se adelanta debe flexionarse por medio de la rodilla sin superar un ángulo recto ni sobrepase la punta del pie. Regresa a tu posición inicial sin inclinar el cuerpo.

    img_0259

    LEVANTAMIENTO DE PELVIS:

    Acuéstate boca arriba sobre una esterilla o colchoneta. Coloca la planta de los pies apoyadas en el suelo mientras flexionas las rodillas. Deja los brazos a los lados del cuerpo y sin modificar esta posición eleva la pelvis hacia el techo, centrando tu atención en la zona de los glúteos. Vuelve a tu posición inicial.

    img_0270

    PATADAS:

    Colócate en la esterilla con los codos y las rodillas apoyadas con la espalda recta y paralela al suelo. Eleva una pierna hacia arriba, de modo que mantengamos la rodilla e n ángulo recto. Debemos de evitar levantar demasiado la pierna para no tirar mucho de cuádriceps.

    img_0274

     

    ELEVACIONES LATERALES DE PIERNA ACOSTADA:

    Túmbate sobre el costado con el brazo inferior apoyado en el suelo y la mano de arriba colocada frente a ti para servir de apoyo. Contrae los abdominales, coloca la pierna de abajo ligeramente frente a la pierna de arriba, dejando que la cara interna del pie superior descanse sobre el suelo. Levanta la pierna superior hacia el techo, manteniendo las caderas apoyadas y rectas. Haz una pausa y luego baja la pierna.

    img_0279

     

    Si consideras que no tienes mucho tiempo para hacer estos ejercicios pero quieres mantener la zona a raya, te recomendamos lo siguiente. Mientras haces tus tareas cotidianas en casa, como pueden ser la comida o consultar el ordenador, contrae los glúteos y mantenlos así unos 5 segundos para luego relajarlos. Haz este movimiento de forma repetitiva siempre que tengas ocasión.

    CONJUNTO COLECCIÓN ASTORE PRIMAVERA 2017 

  • Deporte y suelo pélvico; ejercicios para fortalecerlo.

    image

    Nadie pone en duda que practicar deporte trae consigo múltiples beneficios. Mejora nuestra resistencia, estado de ánimo, controla nuestro peso, fortalece nuestros músculos y articulaciones… entre otras muchas cosas. Sin embargo hay deportes que pueden dañar nuestro suelo pélvico, que es el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. ¿Su función?, mantener y servir de apoyo a los órganos que rodean la pelvis (vejiga, uretra, vagina, útero y recto) además de  mantenerlos en una correcta posición.

    ¿Cuales son los deportes que más pueden dañar nuestro suelo pélvico? En especial aquellas disciplinas que impliquen saltar, cargar pesos excesivos o con los que realizamos una compresión del abdomen. Cuando el suelo pélvico recibe de forma continuada elevadas presiones puede llegar a debilitarse y perder las funciones que aseguran la continencia.

    El running por ejemplo es un ejercicio de alto impacto. Si salimos a correr habitualmente, debes asegurarte de que tu suelo pélvico va a poder resistir el impacto que cada zancada le va a transferir. Este impacto repetido va debilitando gradualmente los músculos y tejidos, que si no se fortalecen con ejercicios específicos, pueden acabar debilitados e incapaces de garantizar adecuadamente sus funciones básicas de sostén de las vísceras, de continencia urinaria y fecal, entre otras.

    Os proponemos un sencillo ejercicio de Kegel que te llevará tan solo cinco minutos al día y con ello notarás como la zona se fortalece. Puedes realizarlo en cualquier lugar pero siempre es más recomendable que busques una superficie blanda donde  practicarlo.  Lo que debes hacer básicamente es contraer los músculos del suelo pélvico intentando notar la musculatura que está justo debajo del tronco. Al principio te costará ubicar la musculatura exacta pero poco a poco, a base de practicar, lo irás logrando. Cuando sientas que tienes bien localizado el suelo pélvico, intenta que solo se contraiga y se relaje esa zona.

    El ejercicio puedes realizarlo de dos formas diferentes, con contracciones rápidas o lentas. Las rápidas consisten en realizar el mayor número de contracciones en el menor tiempo posible. Para las lentas, las contracciones deben de ser más pausadas y suaves, manteniendo unos segundos la contracción y luego relajar la musculatura. Intenta realizar el ejercicio entre 10 – 15 veces al día y tú misma irás viendo como vas fortaleciendo la zona poco a poco.

    Recuerda que es una zona que todo deportista descuidamos y que no le damos la importancia que merece. A largo plazo, puede traernos problemas, por ello debemos de tomarnos en serio su fortalecimiento, nuestra salud nos lo agradecerá pudiendo así seguir disfrutando del deporte y de sus beneficios durante mucho tiempo.

    fotos prueba 2