Controla tu estrés practicando deporte

Es una pena ir viendo año tras año el aumento de personas que sufren de estrés en nuestra sociedad. No me extraña, vivimos a un ritmo de locos donde priorizamos cualquier trabajo o tarea frente a parar y cuidarnos a nosotros mismos. Pienso que no somos conscientes del daño físico y psíquico que puede generarnos el estrés. A veces es necesario llegar al límite para darnos cuenta y tener que necesariamente hacer un alto en el camino.  Por ello, antes de que esto ocurra, tenemos varias opciones para mantener nuestros niveles de estrés a raya. Una, descargar nuestro nivel de trabajo, preocupaciones, tareas pendientes…. lo cual suele ser difícil, la sociedad nos arrastra a ello. Pero si hay algo que podemos hacer y que no solo nos ayudará a sentirnos mejor psicológicamente, es el DEPORTE. No se la de veces que hemos enumerado sus beneficios, pero hoy vamos a centrarnos en contaros como el moverte reducirá tu nivel de estrés.

unnamed

No lo decimos nosotras, miles de estudios lo confirman. El deporte es la mejor opción para cuidar de tus emociones. Hace que nuestro cuerpo funcione mejor, que estemos más alegres, que nos sintamos bien, nos cansemos menos y nos veamos mejor. Todo ello contribuye a disminuir la carga de estrés.

Pero vamos a conocer como reacciona nuestro cuerpo de forma psicológica y físiológica a la hora de practicar deporte para obtener todos estos beneficios:

  • En general, hacer ejercicio de forma regular reduce el nivel de ansiedad y hace que controlemos nuestro estrés emocional. La gente que hace deporte suele ser más tranquila y también afronta los problemas de forma más pausada.
  • Cuando hacemos ejercicio, mantenemos nuestra cabeza entretenida en cuestiones asociadas al deporte, y así nos distraemos. Despejamos nuestra mente de preocupaciones y en consecuencia, reducimos nuestro nivel de estrés del organismo.
  • La práctica de actividades físicas y deportivas conllevan una mayor liberación de endorfinas por parte del cerebro, la hipófisis y otros tejidos, lo cual se traduce en estado de euforia y mayor sensación de bienestar así como disminución de la sensación de dolor.
  • La práctica deportiva hace también que los niveles de adrenalina circulantes en nuestro organismo sean cada vez menores, influyendo no sólo en el estrés, sino también en factores de riesgo como la hipertensión arterial.

unnamed-1

En conclusión, si tus niveles de estrés te superan, ya no hay excusas para hacer algo por sentirte mejor.  Ponte unas zapatillas y disfruta del deporte. Tú mismo conocerás en primera persona como te sientes al terminar de entrenar y descubrirás esa sensación de bienestar que no sentías horas antes de hacer ejercicio. Increíble el poder del deporte.